Comercio herido…

Tomo como referencia unas estrofas de la canción que en los años setenta popularizó Emilio José, CAMPO HERIDO, y que sonaban así…”Campo herido, campo herido por la tardía otoñada…” y las traslado a nuestro comercio que en estos días soporta igual que el campo antes citado “una tardía otoñada”.

Andamos los comerciantes  mirando al cielo a ver si llueve, esperando que aparezca el frio, y que el personal gire la mirada hacia nuestros escaparates buscando abrigo para su cuerpo.

Mientras espero que el mapa de Isobaras nos dé una pequeña alegría doy un paseo y de repente me veo parado delante de una de esas plagas bíblicas que para el comercio supone el denominado “top_manta”. Y por primera vez mi mirada no se detiene en la variadísima oferta que se ofrece, se detiene en los ojos del que la oferta. Los miro detenidamente y pienso que hay detrás de esos ojos, quién le ha engañado, sabría que al jugarse la vida en una patera se iba a encontrar con otra esclavitud quizás más dura de la que huyó. Me dan ganas de abrazarle y decirle “Que daño nos están haciendo a ti, a mi comercio, que daño nos están haciendo los que se esconden detrás de tu mirada. Los que se esconden detrás del “top_manta”.

30 de Octubre de 2017. Me siento en el sofá, pongo la tele y como un mantra que se repite sin cesar, como el día de la marmota, veo el correspondiente Teleberri, que es idéntico al del 30 de Octubre de 2016. Incendio forestal por aquí, huracán por allá, el correspondiente “Día del…”, una mujer asesinada como expresión brutal de la violencia de género, el sistema actual no garantiza el futuro de las pensiones…etc., lo único que cambian son cosas tales como  que hace un año la noticia estrella era la difícil situación creada  en un determinado partido político por el liderazgo y hoy es la situación derivada del procés.

Me adormezco y no sé si es real o son los primeros vapores de la siesta pero juraría que escucho de nuevo a Emilio José cantar…”Comercio herido, comercio herido, herido por la tardía otoñada, herido de indiferencia nunca tuviste corbata…”.

Txomin Telletxea

 

¿Te ha gustado? Compártelo:

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *